DOCTRINA LABORAL

EL “GHOSTING” COMO FENÓMENO LABORAL Y ANTECEDENTE DE “LA GRAN DIMISION”

“The Great Resignation” o “Gran Dimisión” -en español- como fenómeno de renuncias a los puestos de trabajo en grandes masas, ocupa hoy día el centro de atención de los analistas económicos norteamericanos y europeos.
EL “GHOSTING” COMO FENÓMENO LABORAL Y ANTECEDENTE DE “LA GRAN DIMISION”

“Preferiría no hacerlo”

(Bartleby el Escribiente, H. Melville)

         “The Great Resignation” o “Gran Dimisión” -en español- como fenómeno de renuncias a los puestos de trabajo en grandes masas, ocupa hoy día el centro de atención de los analistas económicos norteamericanos y europeos.[1] Las tablas comparativas de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos son elocuentes: de ellas se advierte que, luego de un punto mínimo en plena pandemia COVID 19 de 2.107.000 renuncias en el mes de abril de 2020, el número se duplicó en noviembre de 2021, con 4.527.000 retiros.[2] Según esta Oficina: “las renuncias… al igual que las ofertas de trabajo… son procíclicas, lo que significa que el número… generalmente aumenta cuando la economía se expande y disminuye cuando la economía se contrae. Las renuncias muestran la confianza de los empleados en el mercado laboral. Los empleados tienden a renunciar a sus trabajos con más frecuencia cuando están seguros de que pueden encontrar otro.” Y en relación a lo ocurrido en el año 2020: “durante la pandemia de COVID-19, los empleados estaban menos dispuestos a dejar su trabajo actual por uno nuevo.”[3] Esta situación de egresos voluntarios masivos se atribuye, entre otras razones, a los bajos salarios ofrecidos, pero también, a una insatisfacción generalizada con las condiciones laborales, largas jornadas y entornos hostiles, situaciones de stress o burnout, priorización de la familia, del cuidado de menores o de proyectos de vida propios, y también, a legítimos reproches por la desaprensión de los empleadores en la adopción de medidas sanitarias y de seguridad para enfrentar el virus.[4] En este contexto, la fuerza laboral ha salido a procurarse mejores remuneraciones y condiciones de trabajo, así como un ambiente más saludable. A su vez, y en lo que introduce una mayor tensión en el mercado de trabajo, la “Gran Dimisión” coincide con la recuperación de la actividad luego del quiebre del año 2020 debido a la pandemia.[5] De este modo y en forma simultánea con la “Gran Dimisión”, se ha registrado un fuerte incremento en la creación de empleos, generándose un efecto de escasez de fuerza trabajo, sobre todo la calificada.[6] Como consecuencia de la falta de oferta laboral la capacidad negociadora de los trabajadores ha logrado potenciarse, tanto en términos salariales como de condiciones de trabajo, a la vez que se registra una alta movilidad laboral e incapacidad de los empleadores de retener al personal frente a mejores propuestas. Prueba de ello es, entre otros datos, el alud de incremento en los salarios mínimos por el que atraviesan muchos países desarrollados.[7] Este esquema tan particular se presenta ante el público a modo de novedad y anomalía, como un efecto colateral de la pandemia COVID 19. No obstante, ya antes de la pandemia los analistas habían advertido otro fenómeno relevante y novedoso en el comportamiento social, que podría servir de antecedente y pronóstico de la actual “Gran Dimisión”. Se trata del denominado “Ghosting Laboral”.[8]Ghosting” o “Fantasmear[9], es un vocablo que nació con aplicación a relaciones amorosas o de amistad. “Es un término coloquial… relativamente nuevo que se refiere a cortar abruptamente el contacto con alguien sin darle a esa persona ninguna advertencia o explicación… Incluso cuando la persona a la que está fantasmeando se acerca para reiniciar el contacto o lograr un cierre, [la otra] se encuentra en silencio. Como puede ver, se llama fantasmear porque involucra a alguien esencialmente «desapareciendo» en el aire como si fuera un fantasma.”[10]  La conducta de “ghosting” en el orden afectivo se extendió posteriormente al orden laboral[11]. Así, se entiende como “ghosting at work” de parte de un trabajador la desaparición o abandono del servicio sin ningún tipo de aviso, explicación ni formalidad, y sin regresar nunca más. El término se utiliza también en los casos de inasistencias a las entrevistas ya fijadas con el futuro empleador o por las consultoras de búsqueda y selección de personal, e incluso, para los supuestos en que el trabajo es aceptado, pero el contratado no se presenta en la empresa ni siquiera el primer día de labor. La problemática ya estaba en agenda antes del COVID 19. En el año 2018 la Reserva Federal (Chicago) alertaba sobre la situación[12]. Entre los portales de divulgación general, el USA Today exponía la problemática[13], con porcentajes asombrosos de entre un 20 a un 50% de personas que no concurrían a entrevistas laborales concertadas. Para entender la situación son útiles las referencias generacionales[14], ya que consultoras especializadas han establecido que esta actitud de “ghosting” es más común entre los más jóvenes (48% generación Z, 52% millenials, 41% generación X, 21% boomers y 16% tradicionalistas).[15] En cuanto a las motivaciones para el “ghosting” al empleador, son múltiples. Se atribuyen, entre otras razones a inseguridades propias, falta de habilidades de comunicación, sensación de vulnerabilidad e imposibilidad de enfrentar conflictos[16], gran enojo[17] e insatisfacción ante entornos hostiles[18], revancha por malos tratos[19], falta de educación o quizás incluso mero desinterés.[20] Desde la óptica de nuestro derecho laboral nacional, el abandono del trabajo es una figura que presenta cierta perplejidad[21] en aquellos que –a la antigua- estamos acostumbrados a formatos de egreso formales o cancelación con aviso de los compromisos asumidos. Pero no por ello deja de ser una situación que se presenta con cierta frecuencia.[22] Ahora bien, este actual clima de amplia demanda laboral con retracción de la oferta de trabajo también ha modulado con más presión el “ghosting laboral”, en lo que en la actualidad se estudia como “ghosting coasting[23]. Es la “fantasmización” o actitud especulativa con que responden los candidatos a un puesto de trabajo o trabajadores ya contratados, de alternar o navegar entre distintas posibilidades laborales abandonándolas sin aviso para seleccionar la más conveniente a sus intereses.[24] Claro está, con el esquema que venimos exponiendo, de desaparición, falta de comunicación, clausura del diálogo y cese en el contacto sin ninguna formalidad.[25] La explicación que muchos de los dependientes ofrecen es el agotamiento de un modelo laboral de bajos salarios, falta de reconocimiento por el trabajo realizado y maltrato en general[26]. En efecto, se advierte en las redes sociales, especialmente en las estadounidenses, un entorno llamativo de agresividad y hostilidad en los ámbitos laborales[27]. En relación a los reclutadores o consultoras de personal, las críticas de quienes buscan empleo se agudizan aún más, con extendidas quejas de larga data sobre destrato[28], “ghosting” inverso y falta de respuestas sobre el resultado de los procesos de selección. Es decir, se trataría, en algunos casos, de una devolución de gentilezas.[29] Como dato relevante es de señalar que fuerza de trabajo también utiliza la tecnología de modo inteligente y a su favor, y cuenta con medios propios para reportar empleadores nocivos, calificar con puntaje sus experiencias a través de páginas web y aplicaciones informáticas e informarse sobre el contexto en el que desarrollarán un probable trabajo. En muchos casos, la revisión de la web se encuentra entre las razones por las que deciden no tomar servicios ni siquiera el primer día.[30] De momento, la solución corresponde al empleador y sus departamentos de relaciones humanas, que se encuentran en problemas para retener al personal, cubrir las vacantes y ordenar la producción. Así han debido adoptarse mecanismos de urgencia pero que resienten la rentabilidad, como supresión de turnos[31], reducción de horarios o cierre de los establecimientos en días determinados.[32] Las recomendaciones a los dadores de trabajo para evitar ser objeto del “ghosting” son de índole económico[33] pero también conductual[34], pues los aumentos de salarios, bonos, premios o beneficios por sí solos han demostrado ser insuficientes[35]. Principalmente, se sugieren estrategias de recapacitación de los gerentes en la asunción de los liderazgos que exigen estos tiempos[36]. Es un panorama complejo que vuelve a revalorizar al individuo en el centro de la economía laboral y demuestra la importancia de construir una cultura de empresa en la que se integre y se valorice a los dependientes, procurando su participación por la vía proactiva y no del destrato y la expulsión. Una tarea destinada a los sociólogos del trabajo y de la economía, en un contexto a que los empleadores no están acostumbrados, de competencia entre sí por la retención y reclutamiento del personal. [1] https://hbr.org/2021/09/who-is-driving-the-great-resignation [2] https://data.bls.gov/cgi-bin/surveymost [3] https://www.bls.gov/opub/btn/volume-10/jolts-2020-state-estimates.htm [4] https://www.businessinsider.com/100-people-transforming-business-presents-future-of-work-leaders-2021-11?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=2021-Q4-special_projects&utm_content=t100 [5] https://www.businessinsider.com/3-reasons-everyones-quitting-great-resignation-biden-labor-secretary-2022-1 [6] Véase este artículo de AP News: en diciembre de 2021 se ha registrado el menor índice de solicitudes de subsidio de desempleo en los últimos 52 años: https://apnews.com/article/jobless-claims-lowest-in-decades-seasonal-volatility-4dc9a3db3633b3413887b6fb15ae4e17?utm_source=Twitter&utm_campaign=SocialFlow&utm_medium=APBusiness [7] Alemania y Estados Unidos son ejemplo de incrementos recientes en los salarios mínimos. [8] https://slate.com/human-interest/2021/10/job-seeking-advice-hiring-trend-tight-economy.html [9] El término no existe en castellano, según la Real Academia Española, es una traducción tentativa. También podríamos llamarlo “hacerse el fantasma” o “fantasmizarse”. [10] https://www.verywellmind.com/what-is-ghosting-5071864 [11] https://www.bbc.com/worklife/article/20190718-ghosting-at-work [12] https://www.federalreserve.gov/monetarypolicy/beigebook201812.htm [13] https://www.usatoday.com/story/money/2018/07/19/strong-job-market-candidates-ghosting-interviews-offers/794264002/ Ver también: https://www.cnbc.com/2019/04/24/employees-are-ghosting-their-job-offers-gen-z-is-leading-the-charge.html https://edition.cnn.com/2019/09/16/success/ghosting-first-day-of-work/index.html y https://www.washingtonpost.com/business/2018/12/12/workers-are-ghosting-their-employers-like-bad-dates/ [14] https://www.axios.com/millennials-generation-z-labor-market-new-jobs-988dac01-c480-4389-a305-a28ce4ecf316.html?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=organic [15] https://www.theladders.com/career-advice/this-person-is-most-likely-to-ghost-you-at-the-office [16] https://twitter.com/YoloAkili/status/1127649954212663296?t=TASum2voeKJtJz0aKkcjJw&s=08 [17] Muchos trabajadores consideran que ciertas personas no merecen ningún tipo de explicación. [18] https://twitter.com/Prolixxxa/status/1073363061413691393?t=y4mIZwPxVCdV_G12WVGRfw&s=08 [19] https://www.npr.org/2019/01/25/688303552/in-a-hot-labor-market-some-employees-are-ghosting-on-bad-bosses?utm_medium=RSS&utm_campaign=business [20] https://resources.workable.com/hr-terms/what-is-employee-ghosting [21] Es la misma perplejidad que provoca el famoso cuento “Bartleby, el escribiente” de H. Melville. Si bien algunos le otorgan explicaciones de índole política, la conducta de Bartleby refleja elementos de irracionalidad que podemos comparar con similares de la vida laboral real. [22] Nos referimos a un auténtico abandono de trabajo. No es el caso de conflictos cruzados en los que el empleador pretende terminar el vínculo usando la figura como una excusa. [23] Coasting alude a una especie de surfeo de una persona entre dos relaciones, o el tránsito sin esfuerzo, como un deslizamiento en pendiente en punto muerto. [24]https://globalnews.ca/news/8340834/job-interview-ghosting-work-covid/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter [25] https://www.businessinsider.com/ghosting-coasting-new-employer-problem-workers-tight-labor-market-2021-9 [26] https://resources.workable.com/hr-terms/what-is-employee-ghosting [27] “Quora” es un claro ejemplo. [28] https://www.wsj.com/articles/the-loneliest-job-in-a-tight-labor-market-11545224400?mod=e2tw [29] https://twitter.com/mikejason73/status/1415327765822324742?t=qk0GyFTsRoNg3tDjqbLKJw&s=08 [30] Ver la aplicación Glassdoor, entre otras, donde los empleados cuentan sus experiencias de trabajo y califican a sus empleadores. [31] https://twitter.com/BizMarkWilliams/status/1433788641525092367?t=8cu9CsJ5XMKGYKFICm9xsw&s=08 [32] https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-09-21/high-quits-rates-poaching-u-s-firms-are-plagued-by-turnover?sref=Glaueo8x [33] https://www.shawlocal.com/northwest-herald/news/local/2021/11/25/from-ghosting-to-higher-wages-mchenry-county-employers-are-feeling-the-labor-pinch/ [34] https://career.dearjulius.com/2021/12/how-companies-can-combat-no-shows.html [35] Como estrategia, las empresas han acudido a los bonos extraordinarios para evitar aumentos generales de salarios, pero con escaso éxito. [36] https://www.forbes.com/sites/darrenmenabney/2021/12/30/fight-the-great-resignation-by-reskilling-managers/?sh=1a8c35ab6ffb&s=08

Sitio optimizado por Posicionamiento Web SEO

DOCTRINA LABORAL

Me gradué en la UBA (plan viejo), después siguieron una maestría y una especialización. La profesión me regaló muchas satisfacciones, aunque también algún disgusto. Pero el derecho, amigo fiel, siempre toca a la puerta.

Hoy me acompañan en este blog colegas de larga trayectoria. A todos nos une una necesidad intelectual: la de pensar. Por eso escribimos, para pensar. Y para que vos, querido lector, te sumes a este difícil ejercicio junto a nosotros.

Te invitamos a criticarnos, a disentir, a formular tus propias opiniones, a ser original. A que superemos nuestras limitaciones. A contribuir con la noble profesión de abogado y llevarla con orgullo. Para dejar algo mejor a quienes vengan detrás.

COMPARTIR

ARTICULOS RELACIONADOS

Actualidad

CALVICIE Y MALTRATO LABORAL

En un fallo reciente que alcanzó difusión mundial, un Tribunal de Empleo de Sheffield, Inglaterra, dictaminó que el insulto de “calvo” constituye una forma de

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.